22 abril, 2005

Vatican Inc

Creo que la elección de B16 como nuevo papa fue una obra bien planeada en el Vaticano. Antes del cónclave se distribuye entre los cardenales un documento que retrata un cuadro sombrío y alarmante y que ha involucrado a unos cuantos sacerdotes alrededor del mundo. Dice Marco Tosatti, autor del artículo donde se hace referencia a este documento, que pudo haber sido un elemento que influyó para que muchos cardenales se decidieran por votar a favor de Ratzinger. Si fuera el caso, el apoyo logrado por Benedicto 16 podría no ser un voto de esperanza sino una elección temerosa, en una copia del mismo estilo que vimos algunos meses atrás con la elección de Bush.

Ante esto es importante continuar nuestra reflexión iniciada en la Pascua pasada. Yo acepto esta invitación de la que nos habla Jorge: “La gran invitación pascual es a descubrir, es decir, a ser testigos experimentales, incluso en medio de esta vida humana que vivimos hoy, de esa vida nueva en la que incluso en nuestra forma actual, estamos ya en una continua relación con la plenitud de Dios.”

http://www.lastampa.it/Speciali/conclave/articoli/050422d.asp

No hay comentarios.:

Publicar un comentario